Aceite de árnica montana

  Oleato de aceite de oliva virgen extra y árnica montana

La árnica montana es una planta medicinal asombrosa, que posee numerosos beneficios para nuestra salud.

Se caracteriza por ser analgésica, antiinflamatoria, analgésica, antibacteriana, astringente, fungicida y cicatrizante

Esta planta calma el dolor y evita infecciones.

Se utiliza para aliviar dolores producidos por golpes, contusiones, esguinces, caídas, rozaduras, torceduras e  inflamaciones

Sus  propiedades rubefacientes hacen aumentar el calor en las zonas doloridas evitando que salgan moratones o haciendo que éstos desaparezcan.

Utilizada por vía tópica podemos conseguir grandes resusltados como:

  • Estimular la circulación sanguínea
  • Aliviar el dolor por traumatismos, golpes, desgarros musculares…
  • Evitar la formación de moratones o ayudar a eliminarlos
  • Reducir la inflamación
  • Indicada en casos de congelaciones
  • Mejorar problemas de la piel como el acné y evita infecciones de heridas al mismo tiempo que favorece la cicatrización
  • Evita la aparición de estrías en la piel
  • Acelera la recuperación de esguinces, tendinitis, luxaciones…
  • Contribuye a mejorar las afecciones de las vías respiratorias
  • Mejora la artritis reumatoide
  • Útil para tratar faringitis y amigdalitis
  • Elimina los hongos